Fase 1 de 4

Más allá del rectángulo.

Delimitamos y organizamos nuestro mundo mediante rectángulos y cubos -que no son más que rectángulos tridimensionales-.

Nuestras manzanas son rectágulos, en los que se distribuyen edificios rectangulares, con pisos rectangulares llenos de habitaciones rectangulares. En ellos colocamos muebles básicamente rectangulares con cajones rectangulares en los que metemos cajas rectangulares para guardar objetos, muchos de ellos rectangulares.

Debido a todo esto, no es extraño que las artes visuales se encierren también en rectángulos. Ordenamos nuestra vida cuadriculadamente, nuestro arte también.

¿Por qué?

Nuestra visión es básicamente cuadrangular, pero eso no explica esta obsesión por lo rectangular.

No solo los lienzos son rectangulares en un 99%, sino que las reglas básicas de la composición se basan en ellos.

El proyecto Irregular

Este proyecto, del que veis ahora el principio de su primera fase, consiste en explorar las artes visuales más allá del rectángulo. Romper con la rigidez de las formas regulares y las líneas rectas y adentrarnos en las posibilidades de la irregularidad.

El arte en el Caos.

¿De dónde surge?

La idea surgió hace ya más de un año y medio, y empezó como una prueba de un NFT, curiosamente lo más rectangular del mundo de las artes y mantuve esa idea rondando de fondo durante este tiempo. Veía obras de otros autores y pensaba: “¿Realmente le pega a este autor pintar en rectángulos?”

Un ejemplo muy claro de artista al que no le pegaba encerrar sus obras entre paredes me parece que era Miró, pero no acaba de pegar en casi ningún artista contemporáneo.

Sin embargo, todos parecen hacerlo con naturalidad. La convención es tan grande que nadie parece plantearse por qué.

Siguientes fases.

Muy brevemente os resumiré los siguientes pasos en este proyecto:

Fase 2.- Tamaños y tridimensionalidad.

Fase 3.- Espacios sin líneas.

Fase 4.- Sorpresa.

Primera exposición 13 Enero 2023